10 Beneficios de las Fresas para la Salud Física y Mental

Los beneficios y propiedades de las fresas para la salud son numerosos: ayudan a bajar de peso, previenen problemas cardiovasculares, son hidratantes, mejoran el estado de la piel y fortalecen el sistema inmunológico y otros que a continuación te explicaré.

Con la llegada del calor, no hay nada más adecuado que unas fresas. A pesar de que frutas como las manzanas, plátanos o naranjas son más populares, las fresas son aún más saludables, ya que están compuestas de vitaminas y minerales esenciales para nuestro organismo.

Además, asociaciones como la Fundación Española del Corazón (FEC), reivindica las propiedades nutricionales de estos frutos rojos, por sus efectos positivos en el corazón.

La fresa, cuyo nombre científico es fragaria, es un fruto de color rojo que destaca por su aroma y sabor. Es un tipo de alimento que contienen una gran cantidad de nutrientes necesarios para el organismo, pero que a su vez aporta beneficios extras para la salud que sirven como sustitutos de fármacos o demás productos procesados. Es decir, lo que se conoce como superalimento.

Muy populares en la mayoría de las culturas, existen más de 600 variedades distintas de fresas en todo el mundo, con distinto sabor, tamaño o textura. Aunque se le suele incluir dentro del denominado grupo de bayas, las fresas se diferencian de los arándanos o frambuesas en que sus semillas se encuentran en el exterior y no en el interior.

Se cree que las primeras fresas silvestres florecieron por la zona alpina. Lo que si tenemos claro es que ya desde la Antigua Roma su uso médico era rutinario.
Los romanos las utilizaban como medida para aliviar los síntomas de desmayo, infecciones de garganta, fiebre, halitosis, cálculos renales, ataques de gota (en lo que no se equivocaban) y enfermedades vinculadas al hígado o bazo.

Posteriormente en el medievo francés, empezaron a cultivarse con fines medicinales y también afrodisiacos. Por ejemplo, era común que a las parejas de recién casados se les sirviera fresas en su sopa.

Así pues, cuando comas fresas, intenta recordar que no solo son un alimento sabroso, sino que contiene unas propiedades que te ayudarán a mantenerte sano. Si eres de los escépticos, aquí te damos 15 razones para añadir las fresas a tu dieta.

Beneficios y propiedades para la salud de las frases

1- Ayudan a bajar de peso

Con apenas 30-35 calorías aproximadamente por cada 100 gramos, la fresa es una de las frutas menos calóricas que podemos encontrar en el mercado.

Para que te sirva como referencia, una naranja contiene alrededor de 45 calorías, una manzana 75 calorías y un plátano 80 calorías. Además, la antocianina, la encargada de la pigmentación que produce el color rojo de las fresas, estimulan la quema de grasa almacenada.

2- Reducen problemas cardiovasculares

Las antocianinas son las encargadas también de aportar a las fresas la capacidad para suprimir las respuestas inflamatorias del cuerpo. Esto produce se reduzca el nivel de colesterol y se evite el riesgo de sufrir hipertensión. Se han llevado estudios que afirman que, las mujeres que consumen fresas o arándanos dos o tres veces por semana, pueden reducir el riesgo de padecer un infarto de miocardio en un 32%.

3- Son un buen método hidratante

En los meses de calor estamos expuestos a una mayor deshidratación, por lo que aparte de beber el líquido suficiente, necesitamos refuerzo extra para el correcto transporte de nutrientes por nuestro cuerpo y un control regulador de la temperatura.

Las frutas y verduras son un buen complemento debido a sus altos niveles de vitaminas y antioxidantes. En el caso de las fresas, su composición es agua en un 92%, liderando el ranking junto a la sandía.

Además son ricas en vitaminas, antioxidantes, potasio y calcio, componentes que reafirman las propiedades hidratantes de la fresa.

4-  Te ponen de buen humor

Según investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se ha demostrado que alimentos como las fresas o los arándanos contienen componentes como el ácido valproico o vitamina B1 (la vitamina del ánimo), que ayudan a mejorar el humor en personas con trastorno bipolar o que sufren depresión.

5-  Mantienen la piel en buen estado

Las fresas suponen un increíble remedio natural para una correcta protección e hidratación de la piel. Siendo un alimento que florece en los meses veraniegos, sirve como alternativa a productos farmaceúticos como las cremas o mascarillas, obteniéndose el mismo resultado.

Su consumo nos ayuda a exfoliar, blanquear y suavizar la piel, protegernos de los rayos UVA del sol, eliminar el acné, manchas y pecas o reducir malos signos de la cara como son las
ojeras.

6- Nos ayuda a lucir un pelo bonito

El cabello también se beneficia de las fresas gracias a su alto contenido en omega-3, magnesio y cobre.

Conseguir un pelo sedoso y brillante, reducir la caspa o proteger los folículos pilosos son algunos de los efectos positivos que se pueden adquirir con el consumo de fresas.

Además, al componerse las fresas de ácido fólico y vitamina B5 y B6, prevenimos la caída o adelgazamiento del cabello.

7- Previene resfriados
Si eres propenso a resfriados o a padecer gripe debido a que tu sistema inmunitario es débil, es recomendable seguir unos hábitos saludables para garantizar que tus defensas puedan cumplir su función.

Los frutos rojos, como las fresas, tienen una gran capacidad bactericida gracias a que son ricos en vitamina C.

Así pues, las fresas son un alimento ideal para sanar este tipo de males. Eso sí, se requiere consumir una alta cantidad para que se note su efectividad.

8- Contienen muchas vitaminas
Ya sabemos de la importancia de las vitaminas y minerales para mantener en buen estado el organismo. Un aporte de vitaminas adecuado ayuda a tener una buena coagulación, defensas sanas, estabilización de las hormonas femeninas o un correcto crecimiento óseo.

Si quieres conseguir una buena fuente de vitaminas, come fresas y adquirirás vitamina C, B y E en grandes cantidades y vitaminas A,D,E y K y folato en menor medida.

9- Combaten el estreñimiento

Cuando el intestino no puede digerir los alimentos de forma natural, supone un problema grave, ocasionando dolores estomacales o sensación de hinchazón. Para ello, la solución natural más aconsejable es la toma de fibra.

Bayas como las moras, frambuesas o fresas son muy ricas en fibra. Es aconsejable consumirlas junto a un buen tazón de cereales, ya que juntos forman un buen equipo para disfrutar de un buen tránsito intestinal.

10- Son un antiinflamatorio natural

Frutas dulces como las cerezas, frambuesas, uvas o fresas, contienen una considerable cantidad de vitamina C, minerales, antioxidantes y otros nutrientes que ayudan a reducir la inflamación.

En el caso de las fresas, existen investigaciones que demuestran que mujeres que consumían 16 o más fresas semanales, desarrollaban mas proteína C reactiva (CRP), un potente antiinflamatorio producida por el hígado. Por lo tanto, son un buen medicamento natural para enfermedades como la artritis.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *