Arrancan pagina del libro de la vida que habla de hacerlo por la puerta trasera y te dice como debes hacerlo

Si se hace correctamente no duele, puede que sientas una sensación extraña pero definitivamente no es dolor. No lo practiques si sufres de hemorroides o problemas digestivos, y utiliza bastante lubricante a base de silicona si estás decidida a probar, porque el ano no produce lubricación como la vagina. Muchas personas creen que luego de tener sexo anal, el ano queda estirado y se sufrirá de incontinencia. Es verdad que durante el acto sexual el ano se extiende para dejar entrar al pene, pero luego vuelve a su lugar, lo mismo que hace cuando evacuas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *